Esta vez convertí todo lo rico, saludable y versátil de la coliflor en un pan #singluten y ¿adivinen qué? ¡Me quedó GENIAL!

Es ideal para unos sanguchitos super saciantes (por su  alto contenido de fibra) y nutritivos (llenos de potasio, calcio, ácido fólico (si estás embarazada es un gol) y demás), con muy pocas calorías.

Así que si querés incorporar más vegetales o – cof cof – enchufárselos a tus chicos en un inocente “tostadito” mandate ya con esta receta

Razones sobran ¿Quién se anima a probarlo? 

Ingredientes: 

  • 1 coliflor mediano procesado crudo.
  • 6 huevos separados claras de yemas.
  • 100 gr de harina de almendras.
  • 50 gr de mix harina sin gluten.
  • 1 cda de salvado de mostaza arytza
  • 1 cdta de sal.
  • 60 gr de queso rallado.
  • 1 cda de polvo leudante.
  • 20 cc de aceite oliva.

Procedimiento: 

  1. Batimos las claras a punto de nieve.
  2. Mezclamos 2 cdas de claras batidas con todas las yemas.
  3. Incorporamos los secos, el aceite y el salvado de mostaza.
  4. Terminamos de incorporar a la mezcla las claras restantes en forma envolvente.
  5. Pincelamos un molde con un poquito de aceite y colocamos la preparación.
  6. Lo llevamos horno 180° por 40 min.
  7. Desmoldar y dejar enfriar

Muero por conocer cómo les va con esta receta en sus casas y con sus amigos 😉