En verano ¡amamos las ensaladas! Pero a nadie le gusta comer sólo una lechuguita… ¡Tienen que ser contundentes!

Comer en mi espacio de cocina, ver el verde, el sol y escuchar los pajaritos, hace todo aún más placentero.

Por lo general, cuando hacemos un asado algo sobra y en esta ocasión hicimos un bife de chorizo y quedó un pedazo, así que tuvimos que reutilizarlo.

Paso la receta 🙂

Ingredientes:

Para el aderezo:

  • ¼ pocillo de aceto balsámico o un buen vinagre.
  • ½ pocillo de aceite (el que estés acostumbrado a usar).
  • Sal a gusto.
  • Queso crema 2 cdas. soperas.
  • 1 cda. de mostaza alemana Arytza.
  • Piimienta.

Para la ensalada:

  • ½ repollo morado.
  • ½ repollo blanco.
  • 2 zanahorias ralladas.
  • 1 puñado de nueces.
  • 1 puñado de pasas de uvas (yo usé las negras, pero también se pueden usar rubias).
  • El bife de chorizo cortado en tiritas. Con pollo quedaría riquísimo también.

Para hacer el aderezo:

  1. Colocás en un bowl el vinagre, la sal y con un batidor o tenedor, integrás el aceite mezclando sin parar, luego el queso crema y la mostaza,hasta que quede bien integrado. 

Yo lo pongo en la mesa para que cada uno aderece a gusto, porque a Cata mucho no le copa, pero la verdad es que queda más rico si condimentás esta ensalada 1 hora antes ( obviamente la reservas en la heladera tapada con film o bolsa).

La ensalada es muy fácil de hacer: Cortás la carne finita y la mezclas con todas las verduras. 

Tiene todo para que sea un plato principal… ¡Buen provecho!